Cómo utilizar la técnica pomodoro para aumentar tu productividad

5 minutos

Hay muchos métodos para organizar el trabajo que tenemos dentro del tiempo del que disponemos para hacerlo. Pero, sin duda, Pomodoro es uno de los más conocidos y que consigue excelentes resultados debido a su sencillez.

¿Recuerdas ese momento en el que estabas atascado y no había forma de adelantar el trabajo o tu lista de tareas? ¿Recuerdas también esos días en los que estás muchas horas delante del ordenador sin avanzar pero sin descansar? ¿O esos instantes en los que cuesta concentrarse y no hay forma de arrancar? Seguro que alguna de estas situaciones es familiar para ti.

Cómo funciona la técnica Pomodoro

La técnica pomodoro viene a resolver varios problemas de un tirón y mediante una forma de hacer bien fácil. Se trata de definir tiempos de trabajo estrictos de 25 minutos seguidos de 5 minutos de descanso, que deben ser igualmente estrictos. Es decir, los 25 minutos de trabajo son para trabajar de forma totalmente focalizada en lo que tienes que hacer y los 5 minutos son para levantarte del ordenador, caminar, ir a beber, salir a la terraza o a la ventana, hablar con un compañero y, en definitiva, despejarte.

El procedimiento es muy sencillo:

  1. Se plantea el trabajo a realizar.
  2. Se activa el tiempo y a trabajar hasta que pasen los 25 minutos de trabajo.
  3. Cuando suena la alarma de fin de trabajo empiezan los 5 minutos de descanso.
  4. Una vez cuando acabe el tiempo de descanso suena la alarma y vuelves a empezar.
  5. Y cada 4 pomodoros se hace un descanso más largo (10 o 15 minutos).

Si te das cuenta, cada 2 pomodoros es una hora, por lo que puedes estimar en un tiempo concreto cuántos pomodoros podrás hacer 🙂

Y aunque los ciclos son de 25 trabajo / 5 descanso, siempre puedes adaptarlo a lo que te funcione mejor. Hay personas que por su tipo de trabajo prefieren hacer algo más corto como 10 trabajo / 3 descanso o incluso ligeramente más largo.

Cuáles son las ventajas de la técnica Pomodoro

Con la técnica Pomodoro consigues un método, que si lo sigues al pie de la letra, te ayudará a aumentar tu productividad desde el primer momento. Algunas de las ventajas que aporta son:

  • Ayudar a focalizarse en una tarea. En cada ciclo hay que tener claro qué hay que hacer
  • Es un gran empujón para empezar a trabajar en cualquier momento (de mañana, de tarde o incluso en fin de semana).
  • Elimina las interrupciones. Como estás centrado en una tarea no puedes perder tiempo en otras cosas que surjan.
  • El tiempo de descanso ayuda a hacer más llevadero el trabajo y a descansar.
  • Consigues un sentimiento de logro tras varios ciclos, donde puedes constatar qué has realizado en un tiempo determinado.
  • Al trabajar de forma más guiada y pautada, tendrás más tiempo libre, puesto que serás más efectivo.

Qué herramientas utilizar para aplicar la técnica Pomodoro 

Hay una gran cantidad de aplicaciones Pomodoro para utilizar tanto en el ordenador como en el móvil, algunas en forma de app y otras online. 

Una de mis herramientas preferidas es, sin ninguna duda, FlowTime 1. Una aplicación online gratuita que funciona como extensión de Google Chrome y que cuenta como característica principal con la flexibilidad.

Puedes elegir los ciclos que quieres trabajar, así como los tiempos, lo cual permite adaptar la herramienta a tus necesidades o no al revés. Como siempre comento, es muy importante que las herramientas de productividad que utilices se adapten a tu forma de trabajar y no adaptarte tú a la forma de trabajar que impongan otros. Cosa que con esta aplicación es posible 🙂

Esta herramienta no tiene estadísticas ni otro tipo de funcionalidades. Pero ya sabes que muchas veces, especialmente en productividad, menos es más.

Otra opción interesante es Marinara, otra extensión de Chrome gratuita, más avanzada y con más opciones de configuración. Permite organizar los ciclos e incluso el descanso largo y cuenta con un historial de pomodoros realizados. Ideal para usuarios que prefieran tener una estadística de lo que van haciendo.

Utilices aquella aplicación que utilices es importante que sea fácil de utilizar y que, de verdad, pueda aportar a tu forma de trabajar. Otra cuestión es que a día de hoy hay muchas herramientas, pero siempre vas a encontrar alternativas gratuitas sencillas y algunas de pago más avanzadas. No te compliques y, sobre todo, empieza con Pomodoro, porque no te vas a arrepentir.

Atribución imagen: David Svensson.